Historia

Prácticamente todas las profesiones y procesos de negocio en la actualidad se apropian del software ya sea como herramienta de producción, o para almacenar y distribuir el resultado del trabajo mismo. El músico utiliza herramientas digitales para producir y mezclar su música, y además su flamante creación también es almacenada y consumida en formato digital. Ocurre lo mismo con el trabajo de otros profesionales y la mayoría de actividades dentro de las organizaciones modernas.

 

Las tecnologías digitales, de manera casi invisible, y en apenas veinte años, han transformado radicalmente todos los aspectos de nuestra vida cotidiana y los negocios, con enormes consecuencias para todas las industrias y mercados. Impresoras 3D, Drones, Realidad aumentada, Internet de las cosas, Monedas digitales, Big data, Movilidad, entre otras tecnologías emergentes, no harán otra cosa que profundizar en estos cambios.

 

La industria de la consultoría incluye a profesionales o empresas que ofrecen servicios que van desde el asesoramiento estratégico sobre procesos determinados, hasta aquellos que se hacen cargo por cuenta propia de la implementación operativa de las “mejoras” en dichos procesos o áreas específicas. Se puede decir que entre los clientes existen tres grandes tipos de necesidades. Necesidades de personas, las empresas contratan a consultores por sus habilidades específicas o conocimientos del que carecen internamente. Necesidades de pensamiento, los consultores pueden ofrecer una mirada objetiva e independiente sobre asuntos particulares. Necesidades de proceso y tecnología, en ciertas ocasiones la empresa puede tener suficiente conocimiento e información para saber qué es lo que quiere o debe hacer, pero no cuenta con los medios que permitan su implementación. Para este amplio rango de necesidades, existe un gran abanico de ofertas en la industria.

 

A su vez la tercerización u outsourcing de procesos de negocios, con las posibilidades actuales, ofrece importantes ventajas y oportunidades para aquellas empresas que por su volumen, escala o estructura no pueden o no desean contar dentro de su equipo de planta permanente con especialistas en determinadas áreas que no tienen que ver con sus capacidades centrales o estratégicas.

 

Actualmente nueveseis trabaja en proyectos en los que participan un heterogéneo grupo de profesionales y socios estratégicos formados en ciencias económicas, estrategia, comunicación, marketing, diseño y diversas tecnologías. Desde el comienzo hemos trabajado con más de 80 clientes de diversas industrias. Con muchos de ellos seguimos vinculados actualmente.

 

Creamos nueveseis en el año 2006, junto a dos socios. Mi nombre es Patricio Cañete y actualmente soy el titular. Nací en el año 1977 en Jovita (Córdoba) y luego de vivir en varias localidades del sur de la provincia, estudié en la ciudad de Laboulaye Técnico en Administración de Empresas, luego Contador Público en la Universidad Nacional de Río Cuarto y posteriormente realicé un posgrado de especialización en gestión de PYMES.

 

Paralelamente formé parte de la Dirección de Comunicación y Cultura de la Facultad de Ciencias Económicas (UNRC) por más de 12 años y he sido docente de materias vinculadas a tecnologías digitales aplicadas a diferentes procesos de negocios.

 

He publicado notas y artículos sobre TI y su aplicación en diferentes medios digitales e impresos. En el año 2007, fue publicado “XBRL, un estándar para la información financiera” en “El gran libro del desarrollador” de MP Ediciones S.A (ISBN: 978-987-1347-47-6) y en la revista “.code” (ISBN: 987-526-424-5). Desde el año 2003 escribo notas en las revistas “El Graduado” (ISSN: 1515-1549) y Temas Económicos ( RNPI: 87771) de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNRC. Participé además como disertante en diferentes charlas y seminarios.

PATRICIO CAÑETE

TITULAR